Medicina Biológica - Homotoxicologica
Nutrition specialist - Harvard Medical School
Plan-based nutritional biochemistry - Cornell University

La idea es no enfermar, pero las apariencias engañan.

Nuestro cuerpo lleno de órganos es una máquina perfecta que trabaja de manera integral, uno para todos y todos para uno, logrando un equilibrio completo llamado salud. Pero la medicina moderna separó estos órganos en especialidades y los individualizó poniéndolos a trabajar por separado, de tal manera que la salud se volvió inalcanzable e imposible, instalando la enfermedad incurable en la vida de las personas.

Se nos olvidó frases contundentes y reales como: “uno es lo que come”, “la salud comienza del centro a la periferia, de adentro hacia afuera”, “la muerte comienza en el colon”, “dime qué comes y te diré de qué padeces”,  “el ejercicio es salud”, el sol es fuente de energía vital”, “un día sin fruta es un día sin sol”, “el agua es la portadora de la vida”, “el reino vegetal contiene fibra”, y “un jugo de naranja tiene más calcio que una vaso de leche de vaca”.

La medicina moderna olvidó la raíz del problema y se enfoca en los síntomas para nunca curar la enfermedad, como un antiinflamatorio para una inflamación, un antihistamínico para una alergia, un antibiótico para una infección, un analgésico para un dolor, un antipirético para una fiebre, un anticoagulante para un coágulo, un antiespasmódico para un espasmo, un antidepresivo para una depresión, un somnífero para el insomnio, un laxante para el estreñimiento y lo importante es que la persona se sienta bien en ese momento sin importar el futuro.

Cuando tenemos una infección, nuestro cuerpo eleva la temperatura para producir fiebre y poder matar la bacteria o el virus de una manera física y natural, pero la medicina moderna te manda acetaminofén para bajar la fiebre, ya que es considerada un problema que causa convulsión y muerte quedando en manos de la industria farmacéutica y opacando el termostato natural para que nuestro sistema inmune no trabaje y se atrofie.

El estreñimiento no es considerado una enfermedad por falta de educación en higiene intestinal, por lo tanto, la necesidad de evacuar cada vez que comemos es ignorada por completo. El estreñimiento es la enfermedad más grave que conlleva a sufrir muchos quebrantos de salud y está dada por  la falta de fibra en la alimentación diaria.

La muerte comienza en el colon y el drenaje de basura de nuestro cuerpo nace en el intestino y es el encargado de recoger las toxinas de cada órgano y llevarlas a la sangre, pero si nuestro tránsito intestinal es lento, el colon se vuelve tóxico generando venenos que van a ser instalados y acumulados en todas nuestras células, asfixiándolas y privándolas de oxígeno causando enfermedad.

La célula vive en un medio líquido y es considerada inmortal. Si nosotros mantenemos ese líquido bien limpio, nutrido y  fluido,  y las toxinas son correctamente eliminadas,  nuestra salud será longeva, excelente y promisoria  y la enfermedad nunca tendrá la oportunidad de establecerse en nuestro cuerpo.